Macchu Picchu

La Ciudad Sagrada de los Incas”
“La Ciudad Perdida”

machupicchu

Es un lugar lleno de mística, es un monumento a la divinidad, En donde el hombre se siente realmente como una criatura de los dioses, el cariz abrumador de su espíritu, parece transportarlo a un lugar mágico donde cualquier cosa es posible, de manera inimaginable.

Es un lugar donde las fuerzas extrañas de naturaleza le transportan a uno a un estado cósmico incomparable, un estado que puede experimentarse sólo en Machu Picchu. Es uno de los centros arqueológicos más famosos del mundo, y por ende, el atractivo turístico más visitado en el Perú.
La ciudadela de Machu Picchu (voz quechua, montaña vieja) es hoy universalmente conocida, tanto por sus imponentes y originales ruinas, como por su incomparable situación al borde de un abismo, en cuyo fondo corren las aguas tormentosas del río Urubamba.

Aún hoy, constituye un misterio cómo lograron, sus constructores, llevar inmensos bloques de piedra a la cima de la montaña y edificar tan bella ciudad.

Probablemente construida en el siglo XV, en la mayor dificultad topográfica, agreste e inaccesible. Es la máxima obra incaica, de intrepidez e inteligencia. De origen religioso militar; tiene una extensión de 13 km². La ciudadela estuvo cercada por una gran muralla de 6 m de altura y 1.8 m de ancho. Se calcula que fue habitada por unas 10 mil personas. Construida en piedra granítica (paredes y muros), madera (puertas y vigas) y techos de paja. Museo de sitio.

Machu Picchu se ubica a 2,300 msnm. (7,546 pies), a 112 kilómetros (70 millas) desde la ciudad de Cuzco, en el valle del Urubamba, en la parte baja del Valle Sagrado de los Incas, zona de acceso a la selva alta. Sin duda, constituía en su tiempo un puesto avanzado de un complejo de fortalezas incaicas, que defendían de los asaltos de los indígenas de la selva, el acceso a tierras incaicas del Valle Sagrado.

Teniendo como fondo el Huayna Picchu (voz quechua, montaña joven) las ruinas se dividen en cuatro sectores. Al NO se ubica lo que probablemente constituía la zona religiosa principal, incluyendo la plaza llamada por Hiram Bingham “Plaza Sagrada”, el templo de las “Tres Ventanas”, el “Templo Sagrado”, la “Mansión Sacerdotal” y el “Intihuatana”, bloque de piedra labrada de carácter religioso, típico de la religión incaica.

El intihuatana (lugar donde se amarra el sol) es un observatorio solar, que permitía medir las estaciones del año y el transcurso del tiempo, sobre la base de las proyecciones de sombras.

Al NE se ubican la mayor parte de las residencias y las más espaciosas. Al SO se encuentran las moradas de más cuidada construcción y la Torre o Torreón, conjunto que probablemente se podía considerar como el centro de la vida ciudadana.

Finalmente al SE, la parte inferior de Machu Picchu, se ubican las residencias más humildes separadas por estrechas callejuelas. Numerosas terrazas o andenes para los cultivos, comunicados por un complejo sistema de canales artificiales para la irrigación. Las escalinatas en esta zona tienen un perfecto acabado. En la parte inferior de los andenes se ubica el cementerio. En una excavación arqueológica se desenterraron 135 esqueletos, de los cuales 109 correspondían a mujeres. Este hecho ha hecho suponer a algunos historiadores y arqueólogos que Machu Picchu fue habitado casi en su totalidad por mujeres, las elegidas del Inca, que huyeron del Cusco antes de la llegada de los españoles.

Machu Picchu nunca fue conocida por los conquistadores españoles.

El tiempo mínimo recomendable para esta excursión es de un día.

Machu Picchu fue dada a conocer al mundo científico por Hiram Bingham, quien conducido por lugareños que la frecuentaban, llegó a ella el 24 de julio de 1911. Bingham, Antropólogo norteamericano de la Universidad de Yale, inició los estudios arqueológicos y realizó una extraordinaria investigación de la zona. Bingham le acuñó el nombre de “La Ciudad Perdida de los Incas”, a través de su primer libro “Lost City of the Incas”.

Desde 1981, se declaró como Santuario Histórico, con una superficie de 32,592 ha. que incluye no solamente la parte arqueológica, sino también la flora, fauna y belleza paisajística, destacando la abundante presencia de orquídeas. Declarado como “Patrimonio Cultural de la Humanidad” por UNESCO.

El Mausoleo Monumental, es un bloque pétreo, cuyo interior abovedado era utilizado para ritos o sacrificios; de paredes labradas.

Dentro de la ciudadela existió un sector destinado a la cárcel, en donde se aplicaban castigos a los presos, dentro de nichos de roca.

En la zona de habitaciones, existió un sector para la nobleza, grupo de casas situadas en hileras sobre una pendiente; la residencia de los Amautas (sabios) caracterizados por sus muros de color rojizo, y la zona de las Ñustas (princesas) con habitaciones de forma trapezoide.

En tiempos incaicos se accedía a Machu Picchu por un camino que pasaba por las laderas de las montañas, a unos 1,000 metros (3,281 pies) por encima de la orilla izquierda del río, y en el que se encontraban sucesivamente las localidades de Patallacta, Huallabamba, Runku Rakay, Sayacmarca, Phuyu Pata Marca y Huiñay Huayna, cuyas interesantes ruinas de estilo típicamente incaico subsisten aún hoy, y que pueden ser visitadas por quienes decidan llegar a ella en una caminata.

Desde Machu Picchu también se puede emprender una maravillosa y emocionante caminata, a través de un camino de herradura, muchas veces al borde del precipicio hasta la cima del Huayna Picchu, ubicado en la zona NO de la ciudadela, desde donde se logra una vista de inimaginable belleza, y tener la sensación de estar cerca de los dioses que acompañaron a los Incas. En el camino podrá observar grutas naturales, cavernas talladas, terrazas, y escalinatas muy empinadas, que fueron talladas en la roca por los antiguos incas. Destacan los tallados en las rocas, las tumbas y mausoleos que se ubican en los márgenes de este camino. En la cima, existen muros semicirculares y andenerías.

Si usted es amante de la buena lectura y de los poemas, y decide viajar a Machu Picchu, le recomendamos que lea el poema “Alturas de Machu Picchu” del famoso escritor chileno y Premio Nóbel, Pablo Neruda

www.chiquian.com - 2009 | Email: webmaster@chiquian.com | Sponsored by Chiquián Foundation | desarrollado por MYCOMPU.COM